Marketing de guerrilla, ¿funciona?

¡Hoy vamos a jugar! Igual que el marketing de guerrilla ha hecho siempre con nosotros y más en los últimos años. Por eso, nos hacemos la siguiente pregunta. ¿Quién iba a pensar que el marketing de guerrilla daría un giro tan radical y se inmiscuiría tan positivamente en el entorno digital centrando su estrategia en estos medios?

Hoy poco vamos a hablar de la inversión publicitaria que se sigue realizando en los medios convencionales, siendo aún hoy día los medios más utilizados y con porcentajes de rentabilidad muy altos. Pero aquí nos gusta dar guerra y de vez en cuando viene bien un toque de novedad para romper un poco los esquemas de la monotonía de nuestros días.

Si volvemos la vista atrás, no hay que olvidar que el marketing de guerrilla se inició como una estrategia para mejorar el recuerdo de la marca y conseguir viralidad, planteado como una alternativa para pequeñas corporaciones con baja inversión frente a las grandes empresas que copaban los medios convencionales. El marketing de guerrilla siempre ha sido económico e impactante. Capaz de sorprender a unos consumidores tan bombardeados por mensajes publicitarios que con el tiempo han terminado siendo casi inmunes a los impulsos de estas estrategias.

Pues bien, por si no tuvieron suficiente rompiendo los esquemas de la publicidad tradicional, en los últimos años, han encontrado un hueco más complejo al que nadie pensó tendrían cabida entendiendo el marketing de guerrilla como una estrategia publicitaria puramente offline. Pero sí, lo han hecho. Y sí, ahora el marketing de guerrilla es una estrategia muy potente a nivel online.

En relación a esto, y basándonos en el artículo “Marketing de guerrilla: ¿Por qué hoy?”, que defiende que “una de las tácticas de cobertura del “marketing de guerrilla” es la convocatoria de medios de comunicación convencionales para la difusión gratuita de la acción planificada contada con formato de “noticia” y la transmisión de lo acontecido directamente por los testigos a través de los medios de que disponen, podemos concluir que el entorno digital centrado en las redes sociales se ha convertido en su mejor rincón al que migrar.

Si el marketing de guerrilla tradicional era económico y rentable, las ventajas que ofrece la conversión a online son mucho mayores. Esto se debe a una mayor reducción en el coste económico para la empresa, ya que permite a los clientes potenciales conocer la marca sin necesidad de inversión. Te permite un análisis y medición mucho más cuantificado. El engagement y la fidelización entran en juego gracias a la interacción con los usuarios, promoviendo sus reacciones y comentarios consolidando la relación de la marca con ellos. Por último y no por ello menos importante la amplia capacidad de viralización. El fin último del marketing de guerrilla tradicional era la difusión por el comunmente conocido “boca a boca” que ahora más que nunca podemos definirlo como “pantalla a pantalla” pudiendo llegar a un espectro infinitamente más amplio.

Aunque todo parezcan ventajas nadie garantiza el éxito de una campaña de marketing de guerrilla, ya que ante la saturación del mercado muchas pueden pasar desapercibidas. Pero visto lo visto y conociendo las pedazos acciones que han hecho a lo largo de los años diferentes marcas estamos seguras de que seguiremos viendo e impactándonos con nuevas campañas en este sentido. Así que ahora, vamos a jugar nosotros:

Para terminar, os dejamos campañas de éxito de marketing de guerrilla off y online para comprender las diferencias entre ambas. Notando como han sabido adaptarse a los nuevos tiempos y relanzar una estrategia que siempre ha conseguido grande niveles de rentabilidad.

Banco transformado en un irresistible kitkat.
CAMPAÑA DE MARKETING DE GUERRILLA OFFLINE
Mercedes se alió con el periódico El Mundo para poner en marcha su campaña. Tuvieron en cuenta el alto porcentaje de personas que escriben mal la URL del periódico y aprovecharon para mostrar este mensaje.
CAMPAÑA DE MARKETING DE GUERRILLA ONLINE

Entonces… ¿Preparamos tu próxima campaña de marketing de guerrilla?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *